Setas en Soria - Camping Cañón del Río Lobos | Soria | Primera Categoría
976
single,single-post,postid-976,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Setas en Soria

070808133

Setas en Soria

Las 7 reinas de los bosques sorianos

Quedan muy pocos días para que demos la bienvenida al otoño de forma oficial. La temporada de piscina, barbacoa y largas noches de terraza termina con el cambio de estación, pero ésta también trae muchos atractivos. Los amantes de la micología ya se están frotando las manos con la llegada de la temporada de setas. La provincia de Soria, gracias a su enorme superficie forestal, es muy rica en especies micológicas. Tal es la fama de esta tierra que aficionados seteros procedentes de la Comunidad de Madrid, Cataluña o País Vasco se dejan ver por los montes sorianos durante esta época.

Existen más de 700  tipos de setas diferentes en los hábitats sorianos. En esta entrada vamos a realizar un repaso de las setas más comunes y dónde encontrarlas.

Amanita caesarea (Amanita cesárea)

Este ejemplar es uno de los primeros en crecer en los montes sorianos. Crece durante el final del verano, cuando las temperaturas no son tan altas, y durante el otoño. Es fácil de encontrar, especialmente, en robledales y hayedos. Puede reconocerse gracias a su sombrero anaranjado y a sus láminas y pie de color amarillo oro. Está considerada como ‘la reina de las setas comestibles’ y su cotización es muy elevada debido a sus múltiples combinaciones culinarias.

Resultado de imagen de amanita caesarea

Lactarious deliciosus (Níscalos o Almizcles)

Seguramente sea uno de los tipos más abundantes en la provincia de Soria. Estas setas son reconocibles por su color rojo anaranjado y por sus círculos concéntricos de un color algo más oscuro. Los ejemplares de forma irregular, hundidos en su parte central y enrollados por los bordes son muy comunes. Crece durante el otoño en bosques de pinos de suelos ácidos. Incluso puede crecer durante el mes de enero en inviernos más suaves.

Resultado de imagen de niscalos

Boletus edulis (Hongos)

Su cotización ha crecido enormemente debido a sus posibilidades culinarias. Es una de las setas más demandadas y su consumo crece anualmente. Los otoños de temperaturas suaves y con lluvias favorecen el crecimiento de los Boletus. Desde septiembre hasta noviembre es posible encontrarlos en los bosques de pinares. Su tamaño varía desde los ejemplares de varios kilos de peso hasta los más pequeños y jóvenes. Estos últimos son los más demandados.

Resultado de imagen de boletus edulis

Pleurotus eryngii (setas de cardo)

Aparece durante los meses de otoño y las primaveras muy lluviosas. Su hábitat son los pastizales y claros de bosque en los que abunda el cardo corredor. Tiene un color variable, desde el beige al pardo-rojizo con láminas blancas. Es muy apreciada en la cocina tradicional castellana. Gracias a su hábitat, es muy difícil confundirla con setas tóxicas, por lo que es una elección bastante segura.

Resultado de imagen de setas de cardo

Agrocybe aegerita (seta de chopo)

Esta seta puede encontrarse durante el otoño y la primavera. Su hábitat está formado por troncos viejos y tocones de álamos. No obstante, también puede encontrarse junto a higueras, olmos o sauces. Su sombrero tiene color pardo-oscuro o beige, con láminas blancas apretadas u ocres cuando ya están maduras. Es muy difícil confundirla con otras especies tóxicas. Su sabor es muy agradable en cualquier forma en que se cocine.

Resultado de imagen de setas de chopo

Marasmius oreades (senderilla)

Estas setas crecen después de las lluvias abundantes durante el otoño y la primavera. Tienen un sombrero muy pequeño que no supera los 6 centímetros. Crecen formando grandes corros en prados y lugares nitrogenados, por lo que es sencillo encontrar una gran cantidad. Hay que tener cuidado con esta especie ya que puede confundirse con otras tóxicas. Además, debe consumirse cocinada, ya que cruda es ligeramente tóxica.

Resultado de imagen de senderillas

Desde hace algunos años, el micoturismo en los montes sorianos está regulado. Todos aquellos que deseen recolectar setas en la provincia deben tener un permiso para ello. Los trámites pueden realizarse online en el sitio web de Micocyl. Este permiso varía en su precio en función del lugar de procedencia de los recolectores y de la extensión de la licencia. Para los turistas existe la opción del permiso por fin de semana, el cual cuesta 5€.

También queremos hacer hincapié en la prudencia que se ha de tener a la hora de consumir las setas una vez recolectadas. Si existe alguna duda del tipo de seta o de su estado recomendamos no consumirla para evitar una intoxicación. No obstante, existen servicios gratuitos de identificación de ejemplares, como el del Centro Micológico de Navaleno. Este servicio es de gran ayuda para todos aquellos que no tengan un gran conocimiento sobre las diferentes especies de setas de esta tierra.

¡Nos vemos en los bosques!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies