¡Los fascinantes Templarios: el Castillo de Ucero! - Camping Cañón del Río Lobos (Soria)
1312
post-template-default,single,single-post,postid-1312,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

¡Los fascinantes Templarios: el Castillo de Ucero!

Templarios: Ermita de San Bartolo

¡Los fascinantes Templarios: el Castillo de Ucero!

¡Ya has dado el paso más importante!

Te gustan los templarios, has llegado a Soria y has elegido un gran lugar donde pasar tus vacaciones.
Ahora solo tienes que disfrutar de lo que nuestro entorno te ofrece. Sin necesidad de apenas desplazarte, tienes la oportunidad de descubrir la espectacular ruta del Parque Natural del Cañón del Río Lobos. Un mágico lugar rodeado de innumerables leyendas en las que destaca la influencia templaria en el lugar.

La mística de la ermita que está situada en el un entorno natural de gran belleza

La mística de la ermita que está situada en el un entorno natural de gran belleza

¿Espectacular verdad?

Esta es la ermita templaria de San Bartolomé enclavada con una absoluta precisión, en el eje vertical de la península ibérica. Es decir, en la línea recta que divide las dos mitades y que equidista de sus dos puntos extremos, tanto a oriente -el cabo de Creus- como a occidente -el cabo de Finisterre-. Los Templarios efectivamente no habían escogido este lugar por simple azar y se debía a una meta secreta…
Ya os contamos algunos secretos de la popularmente conocida por los lugareños como la ermita de San Bartolo. Por eso, lo podeis descubir en esta entrada anterior.  Pero hoy queremos hablaros del Castillo Templario de Ucero, íntimamente relacionado con ella.

Los templarios: Castillo de Ucero

Esta espectacular construcción medieval, vigía de nuestro camping, se asienta sobre un promontorio rocoso que domina los valles del río Lobos y Chico. La fecha de su construcción es dudosa, ya que algunas fuentes lo datan en el s.XII. En cambio otras lo situan en el s.XIII. Lo que si sabemos con seguridad es que la zona ya estaba habitada desde la prehistoria y que se asienta sobre los restos de un castro celtíbero.

Si ya resulta imponente, más debió serlo en la antigüedad, cuanto constaba de triple recinto amurallado, un foso y un puente levadizo. Hoy en día, todavía podemos recorrer y distinguir gran parte de sus estancias, incluso los restos de un aljibe y un pasaje subterráneo que bajaba desde el castillo al río Ucero recorriendo en zigzag la ladera del cerro y que en la actualidad está en su mayoría derrumbado.
Sin embargo, la protagonista de todo este conjunto es sin duda la torre del homenaje. Se trata de la parte mejor conservada en cuyo interior puedes acceder para observar su bóveda ojival. También existen numerosos y curiosos elementos ornamentales. Gárgolas, pinturas y la figura de un cordero (u oveja) en el centro de dicha bóveda.

Una vez acabado tu recorrido por toda la fortaleza, no te olvides de contemplar las impresionantes vistas. Desde allí podrás disfrutar, con la villa de Ucero a sus pies, la cuesta de la Galiana y la majestuosa entrada al Cañón del Río Lobos. ¡Por cierto!, hay una pequeña construcción junto al castillo que llama tu atención al dirigir la vista hacia el sur. Has de saber que son los restos de una antigua iglesia románica. Se dice que está dedicada a Nuestra Señora de la Villavieja.
¡Gracias por leernos y si os ha gustado por favor compartir la entrada!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies