Castillos cercanos del sur. - Camping Cañón del Río Lobos | Soria | Bungalows
3772
post-template-default,single,single-post,postid-3772,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

Castillos cercanos del sur.

Gormaz 2

Castillos cercanos del sur.

En este recorrido nos acercamos hasta 3 castillos cercanos del sur como son el de Osma, el de Gormaz y el de Berlanga de Duero. Además, aprovechando la cercanía de esta última fortaleza con Casillas de Berlanga, visitaremos la singular ermita de San Baudelio.

Castillo de Osma.

Osma 4
Castillos cercanos del sur.

Un poco de historia.

Levantado desde principios del siglo X sobre un recinto anterior en pleno territorio de disputas entre moros y cristianos, llama la atención que es el único de la zona de origen cristiano. Muy curioso es saber también que era perteneciente al reino de León y no al de Castilla ya que fue Ramiro II de León quien promovió su construcción. Con 4 torres y 2 puertas era una codiciada plaza que recibió la “visita” del célebre caudillo musulmán Almanzor quien lo conquistó para el islam. Esta etapa sólo duraría 22 años cuando pasó definitivamente a manos cristianas.

Osma 1
Castillo de Osma.

Estructura.

Contaba con tres recintos amurallados que se adaptaban a la morfología del cerro. Del primer recinto se conservan sus altos muros y una puerta de acceso. Los expertos dudan si su forma era de arco de medio punto o arco de herradura propio del mozárabe del lugar. Lo que si se aprecia es que tiene un parecido muy considerable con la puerta califal de la fortaleza de Gormaz. En los extremos del cerro se disponen las torres del Homenaje y otra perteneciente al segundo cinturón que apenas se conserva. Del tercero sólo queda en pie la torre del Agua, situada en la zona norte y que vemos junto al río Ucero. 

Osma 2
Castillo de Osma.

El principio del fin.

Su destrucción comienza durante la Guerra de Sucesión española en el siglo XVIII. Es entonces cuando en 1707 casi se vuela la parte occidental de la muralla. Este objetivo ideado por el Obispo de Osma era impedir que lo usasen las tropas contrarias a Carlos V, tropas que nunca llegaron. 30 años después y como pasó en otros tantos lugares, el lugar fue utilizado como cantera. Primero para construir la torre de la catedral y después para numerosos edificios del lugar.

Osma 3
Castillo de Osma.

Hoy en día.

Recorrer en la actualidad esta joya patrimonial supone un viaje en la historia. Dicho viaje queda perfectamente explicado por los paneles informativos que se han ido colocando a lo largo del trayecto. Así podemos distinguir las distintas etapas constructivas, ver que también fue utilizado como cuartel o apreciar los restos de una necrópolis medieval, entre otros muchos detalles. Además, gracias a una estudiada red de pasarelas de madera, escaleras, pasamanos y otros elementos, transitar por allí es una gozada. Por cierto ¡es gratis!

Castillos cercanos del sur.

Castillo de Gormaz.

Castillos cercanos del sur.

¿Sabíais que sólo nos separan 30 km de la fortaleza califal más grande de Europa? Vamos a ver uno de tantos maravillosos pueblitos de la provincia, un pueblo pequeño más, pero con un tesoro inmenso. No hace falta haber llegado hasta nuestro destino, su presencia se impone y nos llama la atención desde la lejanía. Una mole inmensa, una mega construcción que nos grita “¡Venid a visitarme! Veréis que sorpresa os lleváis” y así es. Atravesamos la pequeña localidad de Gormaz y comienza nuestra ascensión hacia la fortificación. Una sucesión de curvas nos espera, a medida que subimos las vistas empiezan a ser abrumadoras, es sólo un aperitivo de lo que nos depara el final del camino. Llegamos, dejamos el coche en el aparcamiento y a tan sólo unos metros en pronunciada cuesta arriba encontramos la puerta. Comienza nuestra visita.

Puerta califal.

Origen.

Construida en los primeros años de la Reconquista sobre las ruinas de algún castro romano o edificación visigoda, fue un punto clave de la frontera de Al Ándalus con los reinos cristianos ya que se encuentra junto al río Duero, línea divisoria que durante muchos años separó ambas culturas. Así pues, durante cien años sería tomado y retomado por moros y cristianos en incontables ocasiones, tal era su importancia.

Castillo de Gormaz.

Estructura.

El recinto amurallado tiene aproximadamente 1.200 metros de forma longitudinal y eje este-oeste. Se distribuye en dos zonas claramente diferenciadas, al este, tenemos el alcázar protegido por recios muros y torreones, con amplios restos arquitectónicos inferiores entre los que sobresale un gran aljibe abovedado. Al oeste, encontramos el área de la fortaleza destinada a albergar los ejércitos y el resto de la población antes de que esta lo abandonase y decidiera asentarse en las faldas de la montaña. Aquí hallamos los restos de una alberca, aunque lo más espectacular es la impresionante doble puerta de arco de herradura de tipo califal y que era la entrada principal. El perímetro está reforzado y protegido por 28 torreones y su comunicación con el exterior se realizaba por las 2 magníficas puertas Califales y las dos Portonas secundarias que todavía hoy se reconocen.

Alcázar del castillo.

La visita.

Durante nuestro recorrido encontraremos numerosos paneles explicativos que harán más amena todavía nuestra visita. Además, podremos subir al paseo de ronda y las almenas de la parte del alcázar donde las vistas sobre la meseta nos dejarán atónitos y nos harán sentir los “Señores del Duero”. Ni qué decir tiene, que los atardeceres desde aquí dejarán en vuestra retina un recuerdo imborrable. Para finalizar la visita al lugar, no olvidéis entrar en la ermita de San Miguel declarada Bien de Interés Cultural. No tiene pérdida, ya que está junto a la carretera de acceso al castillo.

Castillos cercanos del sur.

Castillo de Berlanga de Duero.

Después de visitar los castillos anteriores ponemos rumbo a la bonita localidad de Berlanga de Duero. Como los anteriores, el castillo que aquí nos aguarda llama la atención desde mucho antes de llegar.

Castillos cercanos del sur.

Origen.

Según las últimas excavaciones, el nacimiento de esta constucción tiene lugar en torno a los siglos X-XI sobre una fortaleza islámica. Una vez conquistado el territorio por las tropas cristianas comenzó el levantamiento de parte del edificio que hoy podemos ver que y sería remodelado una y otra vez por sus distintos señores. Así hoy en día se distinguen 2 estructuras diferentes: la medieval que domina la parte más alta con la torre del homenaje y la artillera del siglo XVI que quedaría inconclusa.

Castillo de Berlanga de Duero.

Estructura.

El cuerpo de entrada del castillo medieval estaba compuesto por una rampa adosada a la pared frontal del castillo que terminaba en un espacio libre, a modo de foso, delante de la puerta de entrada. Este espacio estaba cubierto por un puente levadizo que se abatía contra la pared. Una vez pasado el puente se accedía al castillo por medio de una puerta fortificada.

La torre del homenaje es un edificio formado por dos cuerpos, uno de ellos de planta cuadrangular y el otro de planta trapezoidal, y estructurado en cinco alturas. El acceso a la torre se lleva a cabo por la segunda planta a través de una estrecha puerta.

Contaba además con 2 patios, uno de armas de forma cuadrada y otro rectangular de uso residencial.

En cuanto a la fortaleza artillera, podemos distinguirla por su ubicación más baja, con muros más gruesos y cuatro torres cilíndricas en las esquinas.

Por último tenemos una amplia muralla que rodea toda la colina en su parte inferior y a la cual fue adosado el Palacio renacentista de los Señores de Berlanga.

Puerta principal.

Visitarlo hoy.

A diferencia de nuestros destinos anteriores, la visita no es gratuita y hay unos horarios fijados. El acceso tiene lugar desde la misma torre del Palacio ubicada en la Plaza del Mercado. Dicho edificio cumple a la vez el papel de Centro de Interpretación tanto del castillo como de la ermita de San Baudelio. Los horarios varían según la época del año por eso te recomendamos que los consultes primero en la Web del Ayuntamiento de Berlanga. Además, también puedes disfrutar de interesantes visitas guiadas que podrás reservar a través del teléfono 975 34 34 33 o en turismo@berlangadeduero.es

Palacio de los Señores de Berlanga.

Ermita de San Baudelio.

Como colofón al blog de hoy y aunque no se trate de una mega construcción en cuanto a tamaño, vamos a llegar hasta San Baudelio pues sólo 9 km separan Berlanga de este lugar.

Exterior de San Baudelio.

La ermita de San Baudelio se ubica a 2 kilómetros al sureste de la pequeña localidad soriana de Casillas de Berlanga. Tal es su riqueza que en 1917 fue declarada Monumento Histórico Artístico. De estilo prerrománico con influencia mozárabe, la sobriedad de su exterior contrasta con el gran espectáculo visual de su interior. Está compuesta por 2 pequeños cubos de sillarejo, el mayor de ellos se corresponde con la nave y el menor con el ábside. Sin duda, la joya de este conjunto son sus singulares pinturas románicas dedicadas tanto a temas profanos como religiosos y una singular columna situada en la parte central de la nave unida al techo por 8 nervios y que nos recuerda a una palmera.

¡Hasta aquí nuestra recomendación de hoy!

Gracias por leernos, no olvides navegar por nuestra web para más destinos 🙂

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies