¡Vuelven los mercados medievales! - Camping Cañón del Río Lobos | Soria | Bungalows
4123
post-template-default,single,single-post,postid-4123,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

¡Vuelven los mercados medievales!

mercados 15

¡Vuelven los mercados medievales!

¡Vuelven los mercados medievales!

Hola de nuevo campistas, vuelve el verano, vuelve la normalidad y con ello vuelven los mercados medievales. A menudo nos encanta compartir con vosotros fotografías de pueblos o lugares que nos hacen viajar en el tiempo como Calatañazor o La Cuenca. Sin embargo, estos eventos que se han puesto de moda en las últimas décadas son otra forma muy divertida y original de sumergirnos en épocas caballeros y princesas, de moros y cristianos. Además, los contenidos que en ellos podemos encontrar son de lo más variopintos.

Objetos de decoración

Espejos, suntuosas alfombras, mobiliario, utensilios de menaje del hogar… Todo es posible, de tipo árabe, o simplemente que nos parezca de los años del Cid. Puedes volver a tu casa con una lámpara de Las Mil y una Noches, con un juego de cucharas de madera o incluso con un cuenco tibetano.

Joyería y bisutería

No pueden faltar las joyas, de menor o mayor valor, pero no puede faltar la oportunidad de acabar la jornada luciendo algo nuevo. Anillos, collares, pulseras, pendientes, abalorios… En plata, puede que oro (aunque más difícil de encontrar), de cuero e incluso de materiales reciclados.

¡Vuelven los mercados medievales!

Ropa

Las prendas que en ellos encontramos no es que sean de corte muy medieval, son de época contemporánea más bien, pero podemos hacernos con verdaderas gangas de mercadillo. Con total seguridad podríamos decir que una buena parte de los colores que vemos en las prendas a la venta no podríamos encontrarlos el la Castilla de hace siglos.

Animales

No pueden faltar las exhibiciones de cetrería y la posibilidad de contemplar de cerca buitres, águilas, halcones, etc, muy de cerca. Los paseos en poni para los más peques también son posibles, todo depende de lo grande que sea el mercado. Incluso camellos, grandes serpientes y los más variopintos animales parece que tienen cabida en el medievo.

Oficios

Desde maestros panaderos, alfareros, curtidores… podemos ver demostraciones de como se trabajaban diferentes materiales y productos a la antigua usanza. Uno de los oficios más delicados y entretenidos es el soplado del vidrio.

Viandas

Este es sin duda uno de los apartados preferidos de los asistentes, el buen yantar. Además se puede encontrar cada vez más variedad de comida de diferentes paises. Desconocemos si siglos atrás se degustarían por estos lares crepes o pizzas, sin embargo lo más llamativo es ver unos buenos costillares asándose a la brasa. No faltan los puestos de venta de pan, pasteles, repostería, encurtidos e incluso gominolas.

Música.

Acompañando la ambientación, la decoración y la multitud solemos ver músicos que cada cierto tiempo hacen el recorrido del mercado amenizando la jornada al son de música celta, gaitas, zamfonas…

Sin duda son los eventos estrella del verano, cada vez más pueblos se animan a hacer alguna jornada de recreación medieval con puestos de venta ambulante. Uno de los más veteranos de nuestros alrededores es el de San Esteban de Gormaz donde además acompaña la morfología de su casco antiguo y la colaboración de sus gentes que no dudan en vestirse acorde a la ocasión. Este año se celebrará el último fin de semana de agosto.

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies