El castillo de Osma - Camping Cañón del Río Lobos | Soria | Bungalows
3362
post-template-default,single,single-post,postid-3362,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

El castillo de Osma

Castillo Osma 1

El castillo de Osma

Esta semana visitamos el castillo de Osma tras su reciente obra de consolidación y restauración. Teníamos muchas ganas ya de descubrir cómo ha quedado y la nueva forma de disfrutarlo. Situado a sólo un cuarto de hora de nuestro camping, es casi obligatorio acudir aquí si eres amante de la historia y el patrimonio. Sin más dilación nos ponemos en marcha.

Panorámica del castillo de Osma

Un poco de historia

Levantado desde principios del siglo X sobre un recinto anterior y en pleno territorio de disputas entre moros y cristianos, llama la atención que es el único de la zona de origen cristiano. Muy curioso es saber también que era perteneciente al reino de León y no al de Castilla ya que fue Ramiro II de León quien promovió su construcción. Con 4 torres y 2 puertas era una codiciada plaza que recibió la “visita” del célebre caudillo musulmán Almanzor quien lo conquistó para el islam. Esta etapa sólo duraría 22 años cuando pasó definitivamente a manos cristianas. Posteriormente también sería plaza de disputa entre nobles castellanos.

Vista de la atalaya de Uxama desde el castillo

Estructura

Contaba con tres recintos amurallados que se adaptaban a la morfología del cerro. Del primer recinto se conservan sus altos muros y una puerta de acceso. Los expertos dudan si su forma era de arco de medio punto o arco de herradura propio del mozárabe del lugar. Lo que si se aprecia es que tiene un parecido muy considerable con la puerta califal de la fortaleza de Gormaz.

En los extremos del cerro se disponen las torres del Homenaje y otra perteneciente al segundo cinturón que apenas se conserva. Del tercero sólo queda en pie la torre del Agua, situada en la zona norte y que vemos junto al río Ucero. 

Torre del agua.

El principio del fin.

Su destrucción comienza durante la Guerra de Sucesión española en el siglo XVIII. Es entonces cuando en 1707 casi se vuela la parte occidental de la muralla. Este objetivo ideado por el Obispo de Osma era impedir que lo usasen las tropas contrarias a Carlos V, tropas que nunca llegaron. 30 años después y como pasó en otros tantos lugares, el lugar fue utilizado como cantera. Primero para construir la torre de la catedral y después para numerosos edificios del lugar.

Restos de la muralla

Hoy en día

Recorrer en la actualidad esta joya patrimonial supone un viaje en la historia. Dicho viaje queda perfectamente explicado por los paneles informativos que se han ido colocando a lo largo del trayecto. Así podemos distinguir las distintas etapas constructivas, ver que también fue utilizado como cuartel o apreciar los restos de una necrópolis medieval, entre otros muchos detalles. Además, gracias a la nueva red de pasarelas de madera, escaleras, pasamanos y otros elementos, transitar por allí es una gozada. Por cierto ¡es gratis!

Cómo llegar

Como ya sabéis, Osma es un pequeño pueblo (con título de Ciudad) situado junto a El Burgo de Osma. Llegar hasta las inmediaciones de la fortaleza es muy fácil. En todo momento podemos divisarla desde la lejanía en lo alto de un cerro. Al llegar a El Burgo de Osma cogeremos la N-122 en dirección San Esteban de Gormaz sólo unos metros y tras pasar el puente sobre el río Ucero tomaremos el desvío hacía la izquierda en dirección La Rasa.

Vista del castillo de Osma

No es posible subir en coche por lo que os aconsejamos dejarlo junto a la iglesia de Santa Cristina de Osma y cruzar el puente de Osma. Otra opción, si os gusta andar, es dejarlo mucho antes a la altura de la catedral de El Burgo en una zona de aparcamientos que hay y bajar dando un agradable paseo junto al río Ucero que tiene una senda habilitada. Ya casi a los pies de la construcción seguimos el camino de tierra que nos lleva hasta nuestro destino. Avisamos que el tramo final de ascenso, aunque corto, tiene una pendiente bastante pronunciada pero el esfuercillo merece la pena.

Puente de Osma

Muchas gracias por leernos, no olvides dejar tus comentarios y compartir 🙂

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies